A la discoteca antes de ir a la oficina


Morning Glory es el club de moda en Londres, abre de 6:30 a 10:30 los miércoles y en él puedes bailar entre la multitud mientras desayunas un café o un batido y cargas las pilas antes de ir a la oficina. Su éxito hace pensar que este tipo de Club se va a extender dentro de muy poco a otras ciudades europeas.

Shoreditch es el barrio más cool de la capital inglesa y no solo por los looks de la gente que pasea por sus calles, sino también porque allí surgen iniciativas de lo más original. Aquí en Londres hay mucha gente que va al gimnasio o sale a correr antes de ir a trabajar, pero lo cierto es que a otro sector de la población, en el que me incluyo, la idea de ir al gimnasio a las 7 de la mañana nos da escalofríos solo de pensarlo. En nosotros precisamente han pensado los creadores de Morning Glory (Gloria mañananera), Samantha Moyo y Nico Thoemmes, ofreciéndonos una alternativa al gimnasio por la mañana igual de sana pero más divertida.

Mucha gente muy sonriente y feliz es lo que te encuentras nada más entrar. Algunos de ellos van todavía en pijama y prefieren ponerse el atuendo de oficina tras la sesión de baile. «Hay un montón de abrazos, amor y diversión antes de ir a trabajar», explica Samantha. Ambos rechazan que se confunda su club con un after-hour: «No alcohol, no drogas. Bailar a tu estilo en un espacio único despertará tu cuerpo, mente y creatividad y te irás con más energía que nunca para empezar el día».

El espacio en el que se celebra es un antigua estación de metro de techos altísimos y paredes de ladrillo (muy típicos en el este de Londres). Entrar cuesta unos 13 euros. Aparte de una enorme pista de baile y la música de los dj’s: Annie O, Mojo Filter y The Loose Cannons, puedes disfrutar también de multitud de deliciosos batidos de frutas, tomar un delicioso café o tratar de seguir los pasos del equipo de baile. Hay incluso una zona de masajes en la que un experto puede solucionar el dolor de espalda con el que te has levantado, especialmente dedicado a todos aquellos que dormimos en colchones de Ikea.

Annie O asegura que le encanta pinchar en Morning Glory porque la gente y el ambiente en general es mucho más auténtico que en una discoteca por la noche. «Hay más sonrisas, dulzura, vida y realidad. La energía que se genera allí es contagiosa y te vas agotado pero feliz».

Su público son, principalmente, oficinistas jóvenes y emprendedores. Y la verdad es que la situación es genial, no solo se encuentra en el barrio de moda sino también a tan sólo unos minutos de la conocida como ‘Silicon Roundabout’ (en comparación con Silicon Valley en Estados Unidos), glorieta alrededor de la cual se encuentran un enorme número de nuevas empresas del ámbito tecnológico. La iniciativa está teniendo tanto éxito que están pensando en llevarla a otras ciudades de Reino Unido. Es de esperar que, por tanto, muy pronto surjan en otras ciudades europeas iniciativas similares.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.