Eramos pocos y parió la abuela


Un nuevo escalofrío recorre la columna vertebral de nuestra amada música y la profesionalización (o la falta de rigor en ella de la misma) de ser dj. Después de ver como pilotos con equipo desconectado pinchan o faranduleros de prensa rosa o strippers haciendo que ponen música, parece que por extensión las “Celebrities” han encontrado un nuevo camino para sacar  “algo de dinero y poder  costear su adicción”  haciendo que son profesionales de cabina.

La famosa Kate Moss se ha unido al carro y ha arrancado su carrera como “pinchadiscos” el pasado 27 de Enero en una fiesta de Prada en París y se especula que va a ser una constante en la carrera de esta modelo tán controvertida.

Lo duro del asunto es que se especula que el caché de la amiga ronda  los 500.000 $ por media hora de set y que además la diva no permite que la hagan fotos durante sus actuaciones (suponemos que para evitar situaciones embarazosas en las que la pillen haciendo alguna trampa) o bien porque no es lo suficientemente glamuroso para la dama, pese a lo cual se han obtenido estas imágenes en www.drinkblackwater.com. De todas formas la primera en la frente ya que las copas han de estar lo mas lejos posible del dj y de los equipos…

El caso es que si creiamos que lo habiamos visto todo, prepárense los capos de la electrónica, no sea que comencemos a ver como son sustituidos por actores, presentadores de televisión, modelos o cualquiera que haya descubierto las maravillas del botón SYNC del TRACKTOR, quizá ahora cierto sector de artistas que viven como reyes tomen cartas en el asunto para evitar  esta masacre que se nos viene encima, y de la que son indirectamente tan responsables como los usurpadores de cabina.

Fuente: klubbers.com

Anuncios

Los comentarios están cerrados.