Los poderes públicos en Berlín subvencionan la red de clubs


Muchas veces nos quejamos de que los ayuntamientos no son lo suficientemente permisivos con los clubs, que cada vez obligan a cerrar más pronto y existen más restricciones.

Por eso, estas noticias que llegan desde el edén del clubbing me las tomo a la vez como una bocanada de oxígeno, pero también con mucha, mucha envidia, ya que creo que estamos a décadas de que ocurra algo similar en otros lugares.

La electrónica, como cualquier otra forma de música, es cultura, y como tal, hay que cuidarla, mimarla. No puede ser que se vayan al carajo locales emblemáticos, como tampoco sería de recibo que la Tate Modern de Londres tuviese que cerrar por las presiones de especuladores inmobiliarios.

Así bien, animo a los concejales de todas las ciudades a que sigan el ejemplo berlinés, tendremos una cultura más rica y sana.

Fuente: http://www.playgroundmag.net

Anuncios

Los comentarios están cerrados.